En unos entornos de mercados cada vez más cambiantes, las empresas precisan adaptarse continuamente a las nuevas realidades a las que se enfrentan. Conscientes de ello, en Acar ofrecemos un servicio de renting flexible que se adapta a las necesidades de cada cliente.

Ofrecemos todos los beneficios del alquiler de vehículos tradicional, lo que de por sí supone una importante desinversión para la empresa, redundando en una mayor adaptabilidad y reducción de costes. A mayores, con nuestro renting flexible su empresa no estará condicionada por la rigidez que suponen los contratos de larga duración. Tampoco sufrirá ninguna penalización en caso de una devolución anticipada.

Con unos precios muy competitivos y asistencia en carretera para cada vehículo alquilado, el renting flexible que gestiona Acar puede ser la solución idonea para su negocio. Si está interesado y desea ampliar información, no dude en contactarnos.